Blogia
SERVICIOS SOCIOCULTURALES Y A LA COMUNIDAD - BURGOS

FIESTAS UNIVERSITARIAS

FIESTAS UNIVERSITARIAS
¿Qué propuestas o iniciativas sugiere de cara a la polémica desatada en
torno a las fiestas universitarias?
 
Los universitarios también son ciudadanos
 
Es una obviedad que los universitarios también son ciudadanos, pero conviene
recordarlo porque se les está tratando de manera diferente al resto de los
burgaleses. En la ciudad, se celebran muchas fiestas y espectáculos públicos
en lugares cedidos por el Ayuntamiento sin que se imponga la condición de
que no se vendan bebidas alcohólicas.
 
¿Por qué ahora se ponen obstáculos a la cesión de estos espacios para la
celebración de las fiestas universitarias? ¿Tal vez porque se ven reflejados
en un modelo de sociedad que hemos creado entre todos y en el que no existen
propuestas de ocio alternativo? ¿O a lo mejor como reconocimiento de la
voluntad del PP de no hacer cumplir la norma que prohíbe consumir bebidas
alcohólicas en la calle o también por la incapacidad de mantener limpios los
espacios públicos utilizados para la celebración de las fiestas?
 
Cuentan con mi apoyo las decisiones municipales encaminadas a impedir que se
consuman bebidas alcohólicas, independientemente de su graduación, en
cualquier dependencia municipal. Sin embargo, no parece que ésta sea la
política municipal. En casi todas las instalaciones municipales se vende y
consume alcohol: en las recepciones, en las fiestas de los barrios, en los
toros -whisky en barrera y calimocho en los tendidos de sol- , en los
conciertos y en competiciones deportivas.
 
Es muy difícil mantener que el vino es bueno para la salud y que el
calimocho es malo o que una caña es refrescante y un cachi a repartir entre
cuatro es un exceso. Los jóvenes, igual que los que no lo son, tienen
madurez suficiente para decidir por sí mismos si consumen alcohol o no.
Todos tenemos la obligación de ir cambiando estas costumbres hacia otros
hábitos más saludables.
 
Si un grupo de estudiantes promueve una fiesta para financiar el viaje fin
de curso, el Ayuntamiento tiene la obligación de colaborar al igual que lo
hace con los múltiples promotores de espectáculos y fiestas que se realizan
en la ciudad. Cumplidas las condiciones de contar con los seguros
pertinentes, la seguridad y la limpieza adecuada, se debe buscar el lugar
apropiado y adoptar las medidas necesarias para recoger la basura que se
genera en los actos a los que acuden miles de personas.
 
Ángel Olivares Ramírez
 
Burgos, 8 de noviembre de 2008
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres