Blogia
SERVICIOS SOCIOCULTURALES Y A LA COMUNIDAD - BURGOS

MINIRRESIDENCIAS

MINIRRESIDENCIAS

La Comunidad contará con una red de minirresidencias para personas con una enfermedad mental grave


El primer centro se pondrá en funcionamiento durante el primer semestre de este año en la localidad zamorana de Toro, aunque la previsión de la Junta es abrir uno en cada provincia
ICAL / VALLADOLID

Castilla y León contará a lo largo de esta legislatura con una red de minirresidencias para las alrededor de 20.800 personas con enfermedad mental grave y prolongada que viven en la región. Se destinarán a aquellos que se encuentren en situación clínica estable que necesiten un alojamiento y que por sus necesidades de apoyo no puedan acceder en un primer momento a un recurso de vivienda. El objetivo de estos lugares será proporcionar con carácter temporal o definitivo los servicios de alojamiento, manutención, cuidado, apoyo personal y social, así como la habilitación y el apoyo a la integración de estas personas, según explicaron fuentes de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades.

En principio, habrá una minirresidencia por provincia, en régimen abierto y sin carácter terapéutico, y cada una tendrá entre 30 y 40 plazas. Los centros estarán destinados a personas con edades comprendidas entre los 18 y los 64 años y un grado de minusvalía igual o superior al 33 por ciento que carezcan de familia o que teniéndola no puedan por circunstancias familiar atenderles de forma temporal o permanente.

Servirán para dar respuesta «a una necesidad social», al tiempo que la Administración persigue «que sean un medio integrado en la Comunidad» que permita mejorar la calidad de vida de las personas con esta discapacidad, «respetando todos sus derechos personales de intimidad (cuentan con habitaciones individuales), autodeterminación, autocontrol, todo ello con vistas a que las personas allí alojadas puedan habilitarse para llevar en un futuro una vida más autónoma e integrada».

La primera se pondrá en funcionamiento en el primer semestre de 2008 en la localidad zamorana de Toro. Además, la Gerencia Regional de Servicios Sociales ha comenzado ya los trámites para la construcción directa de una de estas minirresidencias en Ávila, con un presupuesto de licitación de 3,91 millones de euros. Tendrá una capacidad de 45 plazas, distribuidas en módulos de entre seis y ocho plazas cada uno, de modo que favorezcan la convivencia independiente de estos grupos.

Junto a estos dos centros, también están en proyecto otros dos, uno en Burgos, de titularidad de la Gerencias de Servicios Sociales y otra en Salamanca, cuya titularidad será de la Diputación Provincial de Salamanca. A ellos se irán sumando, de forma progresiva, los centros del resto de provincias, precisaron fuentes de la Consejería de Familia.

Estancias temporales. Las minirresidencias constituirán un recurso de apoyo a las familias, ya que todas contarán con un porcentaje de plazas reservadas a estancias temporales de mayor o menor duración que se utilizarán de manera periódica y según las necesidades de las familias, con el fin de que puedan «continuar con su proyecto de vida que, sin duda, se ve gravemente alterado cuando no se dispone de recursos de respiro familiar». El fin es que la persona pueda permanecer en su núcleo familiar sin alterar gravemente la dinámica del hogar.

Los centros contarán con un equipo multidisciplinar que proporcionará atención con supervisión durante las 24 horas, al igual que se promoverán la adhesión al tratamiento terapéutico por medio de responsables de los servicios de la red de salud mental de la provincia de referencia; se apoyará la inserción laboral y se posibilitará el acceso a alojamientos más integrados en el entorno de la Comunidad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres