Blogia
SERVICIOS SOCIOCULTURALES Y A LA COMUNIDAD - BURGOS

SITUACIÓN ECONÓMICA Y SOCIAL DE LA JUVENTUD

SITUACIÓN ECONÓMICA Y SOCIAL DE LA JUVENTUD

Los jóvenes burgaleses en cifras y porcentajes


El libro Situación económica y social de la Juventud. Castilla y León 2006 radiografía y compara el presente de este colectivo en las nueve provincias. He aquí un resumen de su contenido


M.S.B. / BURGOS

Las estadísticas, administradas con moderación, suelen resultar interesantes. Con excesiva abundancia, aunque sean reveladoras, acaban por provocar el efecto contrario y repelen a muchos lectores. Por ello, tras repasar los miles de datos y cientos de tablas que se recogen en la reciente publicación de la Junta Situación económica y social de la juventud. Castilla y León 2006, reseñaremos de aquí en adelante un resumen de números y porcentajes que nos permitirán conocer el perfil de los jóvenes castellanoleoneses, y con más dedicación el de los burgaleses.

Burgos, por ejemplo, aparece como la provincia con menos hogares que cuenten con tres o más jóvenes (el 2,1%), siendo Soria la primera en este ranking con el 9,7%. El segundo puesto lo obtiene la provincia burgalesa en las tablas de más hogares sin jóvenes con 51,9% (detrás de Zamora) y con uno -28,3%-. Con dos jóvenes sólo figuran el 17,7% de las viviendas, una cifra solo superada por abajo por León. En Valladolid uno de cada cuatro hogares tiene a dos menores de 29 años por ocupantes, siendo la provincia más juvenil de Castilla y León.

Si nos paramos en los números que hablan de los jóvenes que viven con sus padres, Burgos registra que así lo hacen el 92,4% de los que oscilan entre 14 y 17 años y el 66,3 de los que están entre los 18 y los 29 años; en total, un 72%. Estas cifras son muy similares a las medias que ofrece la comunidad autónoma en su conjunto.

Parándonos a ver cómo está la juventud más joven, vemos que Burgos, con 8,5 nacimientos por cada mil habitantes, anda por los puestos de arriba, detrás de Valladolid (8,9) y Segovia (9,1). Zamora, con 5,9, cierra esta tabla, que toma los datos de 2005.

Manteniéndonos cerca de la cuna, la provincia de Burgos también destaca por ser donde más alta es la edad media a la que se accede a la maternidad. Si la regional anda por los 31,7 años, en Burgos nos vamos a los 32,2 años. Las más ‘jóvenes’ residen en Segovia y tienen, de media, 31,3 años.

Si de trabajo hablamos, los menores de 30 años que más fácil han encontrado un empleo son los de Burgos (46,5%), Segovia (46,8%) y Zamora (49,4%). Palencia es donde hay más paro en esta franja de edad, un 12,45%.

Los datos autonómicos apuntan que el 41% de los jóvenes que trabajan lo hacen con contrato indefinido, habiendo una clara inclinación a favor del sector masculino (45,7% frente al 35,3%). Por ello, es fácil adivinar que en la tabla de contrato eventual o temporal son las chicas las que la encabezan sin quererlo, con el 36,4% frente al 23,6% de ellos. En contratos por obra, también tienen más ellas (15% frente a 12,8%), al igual que ‘sin contrato’ (3,7% por 0,7%).

Trabajadores por cuenta propia hay más de sexo masculino, un 14% ante un 6,5% de féminas.

En este mar de estadísticas que es el libro Situación económica y social de la juventud. Castilla y León 2006, puede comprobarse que Burgos es donde más bajo está el porcentaje de jóvenes trabajando a tiempo parcial o con jornada reducida (el 9,15%, siendo el dato regional de 15,1%). A jornada completa figura el 81,3% en la provincia burgalesa y el 77% en toda la comunidad.

Si de euros se trata, Burgos es la provincia en la que existe un mayor porcentaje de hogares con niveles de ingresos ‘altos’ (de 1.501 a 2.500 euros, el 52,5%) o ‘muy altos’ (más de 2.500 euros al mes, el 13,7%). La media regional en estos apartados apunta, por ese orden, los porcentajes de 30,6% y 11,7%.

Salamanca presenta hogares con niveles de ingresos ‘bajos’ o ‘muy bajos’ en mayor porcentaje que en el resto de provincias de Castilla y León.

Siguiendo con el dinero, también aparece provincializada la tabla que recoge el nivel de ingresos mensuales personales de lo jóvenes: en Burgos no tiene ingresos el 44,8% (46,1% en la comunidad), tiene ‘muy bajos’ el 10,6% (11,3%), ‘bajos’ el 26% (27,1%), ‘medios’ 13,9% (10,1%) y ‘altos’ el 4,7% (3,2%). Nadie dice percibir en esta provincia salarios ‘muy altos’, es decir, superiores a 2.500 euros.

En el otro lado de la moneda, el de los gastos, los jóvenes burgaleses, junto con los palentinos y segovianos, destacan por ser de los que más dinero mueven.

En Burgos reciben paga de sus padres el 43,7% de los menores de 30 años (el 45,2% en Castilla y León) y la cuantía media que perciben alcanza los 95,53 euros, a mitad de camino entre los 103,26 de Ávila y los 84,48 de Valladolid.

Y si hay más empleo en Burgos que en otros territorios provinciales, es fácil advertir que el porcentaje de los que disponen de ingresos propios (49,8%) también supera el ratio regional (46,3%).

En asociaciones, partidos, ONG... A los jóvenes se les suele achacar un bajo compromiso social a través de sindicatos, partidos o asociaciones de barrio o sectoriales. Aunque esto se mantiene desde hace lustros, sí ha subido su grado de implicación en organizaciones no gubernamentales y en asociaciones de corte social como voluntarios o cooperadores.

En este capítulo Burgos también está en cabeza, según el estudio de la Junta, pues si declaran pertenecer a algún colectivo sindical, político, social o solidario el 16,2% de los jóvenes consultados en toda Castilla y León, los burgaleses son el 19,8%.

En Ávila es donde más jóvenes dicen no haber utilizado nunca el ordenador -10,1%- y en Valladolid donde más se sientan frente a él a diario -57,8%-. En estos dos parámetros Burgos aporta un 2,6% y un 42%, respectivamente.
Los sorianos son los más fumadores y los abulenses los que menos pasan por el estanco o las máquinas expendedoras, constatación que se repite en la tabla que refleja los porcentajes de jóvenes que toman bebidas alcohólicas. En cuanto a drogas, Ávila también figura como la menos consumidora, compartiendo Soria el otro extremo como León y Salamanca.

Sobre la valoración media de la calidad de vida por provincias de residencia, los más contentos están en Ávila (con un 7,77 de nota sobre 10), Segovia (7,74) y Soria (7,69), y los menos en Burgos (7,31) y Salamanca (7,30).

De este reducido resumen podemos resaltar, parándonos en los aspectos en los que destaca por arriba o por abajo Burgos respecto a la media regional, que hay pocas familias numerosas, que las mujeres se hacen madres muy tarde, que es más difícil encontrar empleo en otras provincias, que hay un nivel de ingresos superior a la media y que los jóvenes burgaleses son más participativos en asociaciones y ONG.

Y LOS ETERNOS PROBLEMAS. Preguntados por los problemas sociales que más preocupan a los jóvenes castellanoleoneses de entre 14 y 29 años, el ranking de sus cinco respuestas más reiteradas es el siguiente: el empleo el 33,7% (el 45,3% en Burgos), la inmigración el 12,2% (9,6%), la vivienda el 12,2% (20,7%), el terrorismo y la guerra el 9,4% (8,3%) y las desigualdades sociales y las injusticias el 6,2% (el 4,6% entre los burgaleses).

Inmediatamente después, el cuanto a sus preocupaciones confesadas, figuran la violencia, el vandalismo y la delincuencia; las drogas; el hambre y la pobreza; la educación; y los malos tratos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres